27/01/2022

En febrero comienza la construcción del nuevo acceso a Zorrozaurre

El nuevo acceso a Zorrozaurre empezará a hacerse realidad en febrero, cuando comienza la construcción de la nueva entrada a la isla. Estas obras cambiarán totalmente la fisonomía de la zona, ya que se crearán nuevas calles y se suprimirá el tráfico de la calle Ribera de Desuto, que transcurre por toda la isla junto a la ría.

Los cambios se materializarán en un año, aunque las obras de la urbanización de la punta sur de la isla se alargarán durante veinte meses. Los trabajos fueron adjudicados en noviembre por 8,7 millones de euros a Altuna y Uría.

Una vez elevada la cota de la isla para reducir riesgos de inundaciones, descontaminados los suelos y resueltos los procesos legales, comenzarán los trabajos en la franja de tierra nada más cruzar el puente de Frank Gehry.

Ahora el acceso se realiza girando a la izquierda y cogiendo la Riberra de Deusto. En ese punto se construirán nuevas calles para crear un acceso único de entrada y otro de salida, que discurren casi paralelos.

Accesos de entrada y salida paralelos

Para entrar, después de cruzar el puente se girará a la derecha por la avenida de las Galleteras, que en un principio será de 300 m, pero en un futuro continuará por toda la isla hasta punta norte. Luego se girará a la izquierda por una calle que está previsto que sea peatonal, pero provisionalmente tendrá tráfico y permitirá llegar en coche a Ribera de Deusto, a la altura de Vicinay Cadenas. Para el tráfico de salida habrá otro vial casi paralelo, también de dirección única.

Las obras arrancarán en una zona bien visible, donde hay grandes montículos de tierra, que se han acumulado para facilitar la consolidación de los suelos. Cuando se inicien los trabajos se retirará el exceso de tierra y se utilizará en otros puntos de la isla para los rellenos que elevarán la cota un metro y medio.

Nueva zona verde

Los nuevos viales se podrán utilizar dentro de un año, lo que permitirá retirar el tráfico de Ribera de Deusto y seguir avanzando con otra obra pendiente: el tanque de tormentas que se ubicará junto al centro de Kunsthal. Este tanque y el que se excavará junto a Artiach son obras cruciales para reducir el riesgo de inundación en la isla, que el Ayuntamiento de Bilbao licitará este año.

También en febrero terminarán los trabajos en la nueva zona verde que está junto a la vieja rotonda del IMQ y que da continuidad al paseo que llega desde el ayuntamiento. Quedará pendiente la urbanización de la zona más al sur de la isla, más próxima al puente Euskalduna, que se realizará una vez que esté definida la entrada del tranvía, prevista por un puente desde Olabeaga.

Este año es un ejercicio importante para la isla porque también se avanzará mucho en la urbanización de la punta norte, donde ya se están levantando las primeras promociones de vivienda.

  • Fuente: El Correo
  • Foto: El Correo, Jordi Alemany

 

Otros post interesantes

Nueva plaza multifuncional en Zorrozaurre
Casi 2.000 atletas en la I Bilbao Bizkaia Marathon
La banca se implica en el desarrollo de Zorrozaurre

Uso de Cookies

Nuestra web utiliza cookies de terceros para analizar sus hábitos de navegación y elaborar estadísticas sobre su interacción con nuestro sitio web. Puede obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.